Pestañas postizas

La chica era guapa, y además se sabía sacar partido. Las pestañas postizas y el pinchazo en los labios eran lo suficientemente discretos como para

Seguir leyendo

Tanatorio

Sabía que la noticia de la muerte de mi padre llegaría un día; y que lo haría de manera inesperada. Alguien tendría que decírmelo, y

Seguir leyendo

Bogdan sí pudo marcharse

Nacionalismo, odio racial el fratricidio es alimentado para que las marionetas jueguen su triste papel.  (Sangre es dinero. Sin Dios, 1997)   Bogdan empezó a

Seguir leyendo

Cumpleaños

  La agenda electrónica me recuerda que hoy es el cumpleaños de Dani, y pienso que esta vez no le felicitaré. Todos los mensajes que

Seguir leyendo

Contragolpe

Mayo de 2023, en algún país de América Latina. El gobierno ha cambiado hace unas semanas, con la llegada a la presidencia de la república

Seguir leyendo

Lotería

Estamos saliendo del súper cuando aparece un vendedor de la ONCE. Nos mira sonriente tras las gafas más gruesas que había visto en mi vida

Seguir leyendo
Huvos pisanka

Pisanka

Los puticlubs y las casas de apuestas comparten ausencia de ventanas. Una vez dentro, es imposible saber si se ha pasado de la noche al

Seguir leyendo

El altar

El día que murió Silvia no pensé en que ya nunca más volveríamos a besarnos. Mi dolor no se concentró en que no volveríamos a

Seguir leyendo

Tarde de gimnasio

– ¿Por qué quitas mi toalla? Ya ha venido, el puto ciclado. Sabía que lo haría. El saco de músculos y testosterona inyectada se cree que

Seguir leyendo

El hombre del teléfono

El vacío siempre llegaba con el orgasmo. Entonces me sentía estúpidamente impelido a animar a la desconocida a quedarse a dormir; quizás incluso abrazándola para

Seguir leyendo

Plata o plomo

Me sentía tan feliz… Llevaba 6 meses como asesora en la concejalía y estaba entusiasmada. En mis ensoñaciones, pensaba que aquel puesto de confianza sería

Seguir leyendo

Hospital

Cuando llegué al hospital ya había anochecido. Según me contó su hija al teléfono con la dulzura de siempre, no pensaban que Pedro pudiera saludarme;

Seguir leyendo